sábado, 20 de julio de 2013

Una boda con naturaleza

Cómo ya iba anunciando, Cristina Maser va a dar un pequeño giro para enfocarse un poquito más en el campo que adoro con todas mis fuerzas, Será porque me he casado, será porque siempre he sido una princesita dispuesta a hacer diseños idílicos y sobre todo embellecer y hacer feliz al resto de las personas que al igual que yo comparten dichas y desdichas. XD Por eso mismo hoy mismo voy a inaugurar un apartado que para mí significa mucho. "Una boda con..."

Un apartado dentro de este blog donde iré subiendo el desarrollo (vestido, invitación, ramo, decoración, ambiente...) de  diferentes bodas de quienes quieran confiar en Cristina Maser para dar luz y belleza a ese día tan especial.  Pongo puntos suspensivos porque detrás podemos encontrarnos desde nombres propios, adjetivos... Lo que se nos ocurra, porque esto tú también lo vas a hacer realidad. Tú al final pondrán el calificativo que estimes.

Hoy empezaré con...

Algo que adoro con todas mis fuerzas es escuchar a la gente y que me cuenten que quieren, como se sienten y quienes son. Es una de mis virtudes más valoradas. Soy todo oídos, escucho y empiezo imaginándome siluetas, formas, texturas, ambientes....

Esta preciosa pareja tenía una cosa muy clara. Verano y su gente, sus familias, su entorno, que se sientan cómodos, como en casa. Una boda, como diría yo, esencialmente sentida. Por ello propongo, porqué no, empezar por mi pasión.



El vestido: shhhhh es secreto!!!! Para la novia he diseñado esta maravilla. Creo que tiene mucho que ver con la idea que quieren plasmar los novios. Y como siempre digo, hay que escuchar y sobre todo observar a la novia. Ver que cortes le pueden favorecer, con que tejidos se puede sentir cómoda. Éste sin duda, sería el vestido a base de algodones, linos, arpillera, rattán...tules, y lace, sobre todo lace. Un vestido delicado, campero, cómodo y sobre todo funcional.  ¿Qué os parece?



Peinado: Pues un recogido a lo Olsen! XD






Decoración salón: Buscaría un espacio diáfano, donde el detalle del mobiliario nos hiciese sumergirnos en un picnic con la familia. Sillas de hierro forjado con rattán (fibras trenzadas) Pueden encontrarlas en Becara, Leroy Merlin, Verdecora...


Centros de mesa: Para los centros de mesa propondría una serie de macetas adornadas con pequeños Bonsais (de árboles frutales)lo suficientemente altos para que los invitados se puedan relacionar sin que sientan que éste entorpece la conversación.  Lindo ¿no? Siguiendo la idea del rattán, utilizaría manteles individuales de esta fibra para crear esa sensación de pic-nic. 


Un detalle que me encantaría sería poner en cada plato el nombre de cada invitado. De esa forma se acentúa mucho más aún  ada uno de los invitados a la boda. Queremos que se sientan importantes, ¿no? Que mejor que leer su nombre en el plato? Aquí algunas ideas.





El seating: Seguiría utilizando esta fribra, o similares, En este caso lo haría con una base de lino (marrón) superpuesto una hoja quemada con el nombre y mesa de los invitados. Todas ellas colgadas en una puerta antigua desgastada.  




Buscar originalidad y sutileza. Calidez y familiaridad. 


Invitaciones: En cuanto a las invitaciones.... yo desarrollaría una invitación donde la idea del pic-nic sea lo importante. Una invitación delicada, floral. a tono con estación en la que nos encontramos y con la idea de los novios. ¿por qué no innovar? ¿Porqué utilizar el formato papel? Yo me lanzaría al textil!!Que por eso soy diseñadora de moda!!:P 


Los regalos para los invitados: Aunque parezca muy común, aburrido y sobre todo formal, existen muy diversas formar y maneras de dar un detalle a los invitados, un detalle, que como siempre digo ha de ser funcional, un detalle útil y a poder ser diferente. 

Yo optaría por esta idea. Es super bonita y además siempre podéis poner el nombre de la persona en cada maceta. 



















No hay comentarios:

Publicar un comentario